En un estudio de más de 200 páginas, la Contraloría General de la Nación alerta sobre riesgos ambientales, sociales e incertidumbre jurídica de la aplicación del fracking en Colombia.
Este informe que se enfoca en los potenciales riesgos e impactos en el recurso hídrico concluye aspectos cruciales para revaluar la apuesta que el Gobierno ha impulsado durante los últimos años.
Entre las conclusiones se destacan:

1. Las particularidades geológicas que tiene Colombia deben ser estudiadas a detalle para, en un eventual caso que se aplique el fracking, evaluar la vulnerabilidad de los acuíferos y sus estructuras.

2. De aplicarse dicha técnica será crucial la prevención y el control frente al agua residual que resulta del proceso, que contiene una alta carga química, perjudicial para la salud.

3. No se debe desestimar los derechos legítimos de la población colombiana a un ambiente sano y a una salud adecuada, que pueden ser vulnerados por la aplicación de esta técnica.

4. A pesar de que se ha avanzado en la generación del conocimiento de los acuíferos subterráneos, aún persiste un gran vacío, en especial en la zona Valle Medio del Magdalena y la Cordillera Oriental.
Frente a este tema, cito textualmente del informe:
"el Estado carece de información de "contraste" y verificación (línea base) frente a la información allegada por los interesados (operadores)…"

5. Preocupa la cercanía entre las proyecciones de posibles bloques de exploración y ecosistemas estratégicos como son los páramos. Por lo que, de una eventual aplicación, se debe tener en cuenta la conexión interna y sistemática de estas áreas.

6. La ANH adjudicó bloques de exploración y producción de YNC sin analizar y dimensionar el impacto socio ambiental. Esto resulta ser prueba de la falta de coordinación y capacidad institucional.

Por lo que, de persistir la falta de capacidad institucional, no se podrá garantizar una intervención idónea, lo que podría traer, cito informe, "consecuencias funestas para el ambiente y el recurso hídrico"

13. Es importante tener en cuenta las recomendaciones de los países que han implementado el fracking para tomar mejores decisiones y fortalecer la normativa vigente.

Finalmente, se afirma, cito informe:

"La Contraloría General de la Nación considera que aún falta establecer condiciones adecuadas para el cumplimiento de los requisitos técnicos y ambientales de nuestro país".
Este informe, es otro insumo más para que el Gobierno Nacional y Estado tomemos una decisión correcta y acertada sobre esta técnica.


La Comisión de Expertos ya manifestó que solo se podría iniciar un proyecto piloto si se cumplen ciertos criterios, que el Estado, a hoy, se encuentra lejano de tener la capacidad.


Por lo que esto es una invitación, a que se debate igualmente la viabilidad de incluir en el Plan Nacional de Desarrollo los pasos a seguir para implementar el fracking, con base en estos importantes insumos para la discusión.