Colombia necesita acciones reales frente a la situación actual de la infraestructura vial y los peajes, y que el tema sea tratado con la seriedad que amerita desde una perspectiva técnica y social que efectivamente favorezca el turismo, el desarrollo local y la competitividad de todas las regiones del País. Esta fue una de las principales conclusiones del debate de control político llevado a cabo el día de hoy en la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado de la República.

El senador Jorge Eduardo Londoño señaló con preocupación que las tarifas de los peajes en Colombia son desproporcionadas y no tienen relación lógica con el estado de las vías. Explicó, que con el cobro de peajes se recaudan cerca de 3 billones de pesos, y sólo el 4 % de la malla vial está en buen estado. En ese mismo sentido, hizo un llamado especial a la revisión de los mantenimientos en los corredores principales financiados con este recaudo, toda vez que con estos recursos podrían hacerse inversiones de mayor impacto en vías terciarias.

Por su parte, las entidades citadas, en representación del Gobierno Nacional, insistieron en que los peajes son necesarios y no es viable suprimirlos o evitar su alza, ya que esto desestabilizaría aún más la situación de la infraestructura vial del País. Sin embargo, afirmaron que están trabajando en el desarrollo de estrategias que generen nuevas fuentes de financiación y aclaran que los valores e incrementos en los peajes no se establecen de manera arbitraria, sino contractual. El senador Londoño, junto con sus compañeros de Comisión, realizarán un seguimiento a los compromisos pactados.

Otras recomendaciones hechas por la Comisión a las entidades del sector fueron priorizar la implementación de los peajes electrónicos; regular y controlar con mayor atención las alzas en los valores de los peajes, y reconocer que Colombia es un país ‘inundado’ de peajes y que los colombianos están cansados de pagar tanto sin evidenciar inversiones que realmente los beneficien.

Este debate de control político fue convocado por el senador Jorge Eduardo Londoño Ulloa, y contó con la participación del Viceministro de Transporte, el Director de la Agencia Nacional de Infraestructura, el Director del Instituto Nacional de Vías (INVIAS), la Superintendente de Puertos y Transporte, así como de los Senadores miembros de la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado de la República.