En estos momentos de tanta incertidumbre el Gobierno Nacional debería trabajar para generar confianza en la ciudadanía. Lamentablemente esto no está sucediendo. Les cuento lo que ha venido pasando con MinTransporte y la concesión Briceño Tunja Sogamoso. 

 

El día 10 de febrero de este año el Ministerio de Transporte anunció con bombos y platillos que la concesión BTS había sido vendida al fondo australiano Macquarie Capital.)

https://id.presidencia.gov.co/Paginas/prensa/2020/Fondo-australiano-Macquarie-Capital-compro-concesion-vial-Briceno-Tunja-Sogamoso-200210.aspx

 

La doble calzada Briceño-Tunja-Sogamoso es un corredor estratégico de gran relevancia para el departamento de Boyacá y para todo el centro oriente colombiano. Las decisiones que se tomen sobre ella afectan la vida de miles de personas en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y los llanos orientales.

 

Por esta razón el 12 de febrero envié, en ejercicio de la función de control político propia de los Congresistas, una serie de preguntas que buscaban conocer los fundamentos de esta transacción y el grado de participación de la sociedad civil en el proceso. La ley prevé que el Gobierno tiene 5 días para dar respuesta a este tipo de interrogantes.  (Art. 258 de la ley 5 de 1992).

 

                       

 

 

En tres meses no recibimos respuesta. En este lapso, MinTranpsorte no se comunicó para pedir más tiempo. Personalmente, pensé que la demora obedecía a que estaban recopilando toda la información para dar una respuesta sólida. El día de ayer nos llegó finalmente la respuesta por parte de MinTransporte y de la ANI.

 

              

 

 

En unas pocas líneas se permiten informar que no han recibido solicitud formal para la cesión del contrato, sin dar ninguna explicación adicional. Además de ser evasiva y no guardar coherencia con el comunicado oficial del mismo ministerio del 10 de febrero, esta respuesta no se compadece con la seriedad y profundidad propios del control político y vulnera el derecho de acceso a la información a los habitantes del centro oriente colombiano.

 

No es posible ni justo que el Ministerio se haya tomado tres meses para responder esto. Los momentos que estamos viviendo hacen necesario honrar el principio de colaboración armónica entre las ramas del poder público y obrar con un mínimo de lealtad. Invito al Ministerio a informar de una vez por todas qué es lo que está sucediendo con el corredor vial más importante del departamento de Boyacá. No puede ser que ahora desconozcan su propio comunicado de febrero de este año.