Por considerar inconveniente y desatinada la pretensión de patentar la panela, el senador Jorge Eduardo Londoño y otros miembros de la Comisión V del Senado de la República citaron a un importante debate de control político para que el Gobierno rindiera cuentas sobre el manejo dado al asunto y solicitar acciones que fomenten el desarrollo de este sector productivo.

Las discrepancias frente a la posibilidad de una patente, se basa principalmente en que el cultivo de caña de azúcar y la producción de panela en Colombia son tradiciones de casi 500 años, por lo cual son procesos que carecen de nivel inventivo propio de una patente. Adicionalmente, en opinión de Londoño, “permitir que se establezca un monopolio del sector a través de una patente, sería perverso tanto para los miles de familiar que viven de la producción panelera como para la economía del país”. Lo anterior se evidencia en el hecho de que la fabricación de panela en Colombia se desarrolla en 27 departamentos, siendo Santander (19%) Cundinamarca (15%) y Boyacá (13%) los mayores productores (según FedePanela) y beneficia a 350.000 familias.

Entre las solicitudes hechas al Gobierno por parte del senador Londoño se destacan: la instalación de centros de investigación para el sector panelero, conformar planes de formalización empresarial de trapiches y economía campesina, fomentar las exportaciones.

En el debate estuvieron presentes los ministerios de Comercio, Industria y Turismo y de Agricultura y Desarrollo Rural, y la Superintendencia de Industria y Comercio.