La gran minería no es viable en el Páramo de Santurbán. Así lo manifestó el Senador Jorge Eduardo Londoño, durante un contundente debate de control político en el Senado de la República, argumentando la falta de garantías para la participación ciudadana, la inexistencia de un adecuado marco legislativo o reglamentario para procesos mineros y la debilidad institucional ambiental, específicamente de la ANLA - Autoridad Nacional de Licencias Ambientales.

La jurisprudencia nacional ha coincidido en que el ambiente prevalece sobre cualquier otra consideración. Por eso, para Londoño, si bien esta es una discusión económica y la reactivación económica se hará con base en la minería, es fundamental tener en consideración otros aspectos éticos que permitan responder la pregunta: ¿Qué le vamos a dejar a las futuras generaciones? Por lo tanto, los páramos deben ser protegidos.

De otra parte, el Senador señaló con gran preocupación que el impacto de los pasivos ambientales de este proyecto son focos de contaminación para recursos y comunidades. Además, indicó que no existen normas claras que definan la competencia entre la Nación, los entes territoriales y el sector privado. Y como si fuera poco, la acumulación de dichos pasivos la pagaremos todas y todos los colombianos, incluso las futuras generaciones.

Por todo lo anterior, el Senador Londoño solicita, al ANLA, la negación de la licencia ambiental para la gran minería en Santurbán y requiere una decisión definitiva sobre el asunto.