El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural asignó un presupuesto de $30.000 millones de pesos para pagar una compensación económica directa a los pequeños productores de papa del país. Dicho beneficio es el resultado de las presiones y exigencias hechas por el Senador Jorge Eduardo Londoño al Gobierno Nacional, para terminar con el atropello a los papicultores y prestar mayor atención al sector agropecuario en general.

Recientemente, el senador Londoño había denunciado el daño que ocasionaría, al campo colombiano, la importación de 50 mil toneladas de papa congelada. Además, exigía respeto por el trabajo campesino y el producto local, que ya se había visto severamente afectado por la sobreoferta y especulación de precios a causa de la contingencia del Covid-19. En consecuencia, celebra la destinación de estos recursos, no sin advertir que el sector rural ha sido el más abandonado de este Gobierno y de mantenerse así la situación, los efectos serán desastrosos.

El Programa de Apoyo a la Comercialización de Papa en Fresco, como lo ha denominado el Ministerio, beneficiará aproximadamente a 23.000 pequeños productores de papa de los departamentos de Boyacá, Cuaca, Cundinamarca, Nariño, Antioquia, Caldas, Santander, Norte de Santander y Tolima. Entre las condiciones para acceder al programa está contar con una unidad productiva igual o menor a tres hectáreas, de cualquier variedad de papa con ventas en fresco, es decir sin procesar.

El programa se llevará a cabo en tres fases. La primera de ella iniciará el 1 de noviembre; la segunda, el día 16 del mismo mes, y la tercera, el 1 de diciembre. Los interesados podrán consultar requisitos y enviar su documentación a través de la página web del operador https://www.bolsamercantil.com.co