Jorge Eduardo Londoño Ulloa
Senador de la República
Orgullosamente Boyacense

 

Este tiempo de crisis ha puesto a prueba nuestras instituciones. Los retos del Gobierno han sido grandes y lastimosamente las medidas que ha adoptado han sido, en muchos casos, tímidas e insuficientes. Tal es el caso del programa de Ingreso Solidario creado por el Gobierno Nacional mediante el Decreto Legislativo 518 de 2020. Por ello, como una iniciativa de nuestro Partido Alianza Verde, desde el Congreso de la República, senadores de 8 partidos políticos radicamos el proyecto de ley que propone modificar el decreto en mención, con la intención de ampliar la cobertura de atención estatal y aumentar el monto del subsidio propuesto, con la creación de la “Renta Básica de Emergencia”.

 

Esta renta no es un invento nuestro; es un asunto que desde el siglo XVII han contemplado los estados. Sin embargo, ante la pandemia que atravesamos, su implementación sí puede verse como una novedad de gran impacto para los ciudadanos y ciudadanas, toda vez que les permitirá tener un sustento vital sin depender de un mercado o una asistencia monetaria escasa frente a sus necesidades. Es así que dicha renta se convierte en un derecho, como bien lo son el derecho a la salud o al trabajo.

 

Es importante aclarar que no se trata simplemente de determinar una cantidad de dinero que el Estado le da a todos los ciudadanos, ricos y pobres, sin distinción alguna. Nuestro proyecto propone transferir por parte del Estado a la totalidad de hogares pobres y vulnerables del país, el valor de un (1) SMMLV por hogar durante tres meses. Además, transferir un (1) SMMLV a cada uno de los trabajadores de micronegocios (en promedio 3 personas). Así, se beneficiará alrededor del 70% de la población, por un periodo de 3 meses. Sabemos que es un proyecto costoso, pero en estas circunstancias se hace necesario todo esfuerzo y que sea el Estado quién asuma la responsabilidad de su irresponsabilidad.

 

También es preciso señalar que nuestra propuesta va mucho más allá de lo descrito. Con esta Renta Básica de Emergencia, se busca respaldar derechos fundamentales como el de la igualdad y la libertad. Y siendo aún más ambiciosos, lo hemos visto como una herramienta que combate fuertemente la corrupción y empodera a las mujeres, porque les reconoce su trabajo y les permite aprehender sus derechos con mayor facilidad.

 

Confiamos en que esta iniciativa será acogida con urgencia y su implementación no dará espera, pues el sustento mínimo de las colombianas y colombianos ciertamente ya no puede esperar más.